• Sol Pozzi-Escot Noriega

¿QUÉ LE PASÓ A LA CONGRESISTA?

“¿Cómo se siente gozar del repudio del pueblo peruano?”, vociferó, ante la ministra, la furibunda congresista. Y, por los tres minutos por los que se prolongó su florida intervención, tuvimos una serie de aterradores flashbacks. Vimos, por ejemplo, a Yeni Vilcatoma y sus histéricas deliberaciones sobre el mítico Condorito. Vimos, también, asomos de Martha Chávez y sus anacrónicos desatinos. Asimismo, en la inquisidora voz de la chapa-choros, escuchamos ciertas inflexiones que nos teletransportaron, cual deja vú, a un extraño lugar cuyos habitantes pensamos, inocentemente, habían sido erradicados por una pócima disolutoria presidencial.


Así es, tuvimos muchos recuerdos. Fue una experiencia muy intensa. Sin embargo, después de la intervención de la susodicha, pensamos que sería interesante ver qué opiniones se vertían en el majestuoso foro de alturado debate que conocemos como Twitter. Los reclamos, recogidos bajo el hashtag # YoRepudioACeciliaGarcia, fueron de diversas índoles. Sin embargo, uno de los más recurrentes ponía en valor la “chabacanería” de la congresista. Y a partir de ahí, los adjetivos solo escalaban en apasionamiento. Resumámoslo así: muchos se preguntan cómo diablos es posible que una “iletrada” diga que tiene “mayor sustento técnico” que una “ilustre exalumna de Harvard”. ¿Perdón?


En efecto, los dignísimos reclamos de muy instruidas personas dejaron entrever un vergonzoso lugar común del pensamiento peruano, hijo del muy presente y alucinado racismo y clasismo de nuestras tierras. ¿La Ministra es superior a la congresista porque estudió en una “gran universidad” y responde a cada exigencia del mundo políticamente correcto hoy? Interesante...


Y es acá que llegamos al aspecto más desafortunado de todo este pintoresco episodio. Los reclamos de la congresista eran, en principio, válidos. La crisis económica que vive nuestro país en la actualidad es la más profunda desde la Guerra del Pacífico. Hoy, un país esencialmente informal no tiene la más mínima seguridad de cómo va a hacer para comer en los días o semanas que vienen. Mientras tanto, la reactivación económica dirigida por la ministra ha terminado beneficiando a empresas que no necesariamente necesitaban- ni merecían- tal ayuda.


Pero no hablamos de eso. No hablamos del tema de fondo. Estamos muy ocupados burlándonos de la no-tan-instruida congresista. Qué inteligentes somos. Ja. Ja. ¡Felicitaciones a todos nosotros, que nos vaya muy bien en los meses que quedan de este año, y que el próximo sea mejor! Salud.





4 views
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com