• Kevin Rivera

Las acusaciones contra Martín Vizcarra: todo lo que se sabe hasta ahora



El pasado domingo 11 de octubre, El Comercio publicó un reportaje en donde revelaba el testimonio de un aspirante a colaborador eficaz que aseguraba que el presidente, Martín Vizcarra, habría recibido 1 millón de soles por parte de la empresa Obrainsa, investigada por ser parte del “Club de la Construcción”, a cambio de la buena pro de la obra Lomas de Ilo, cuando el mandatario era gobernador regional de Moquegua. Sin hacerse esperar, Vizcarra apareció esa misma noche en el programa Panorama para desmentir aquella información. Además, el martes manifestó que desde el Congreso existe la intención de vacarlo para, por ejemplo, postergar las elecciones del próximo año. Sin embargo, nuevos datos han salido a la luz, además de otras acusaciones. Por lo tanto, vale la pena hacer un recuento sobre todo lo que se sabe hasta la fecha.

Obrainsa y el millón solicitado El reportaje de El Comercio reveló que un aspirante a colaborador eficaz le dijo al fiscal Germán Juárez, a cargo del caso y miembro del equipo especial Lava Jato, que en el 2013 Martín Vizcarra, en ese entonces gobernador regional de Moquegua, se reunió con Elard Tejeda Moscoso, gerente general de Obrainsa para ese momento, en las oficinas de la empresa en San Isidro entre el 4 y 5 de noviembre. La relación entre el mandatario y el exgerente dataría del año 2003, cuando la empresa C y M Vizcarra, de propiedad del presidente y su hermano, formó el consorcio Colca junto a Obrainsa y otras empresas para ganar la buena pro del proyecto de construcción del Sistema de Regulación Hídrica de la Cuenca del Río Sumbay – Presa Pillones. Diez años después, Obrainsa, en asociación con la empresa Astaldi, se encontraba interesada en la construcción de la línea de conducción 1 Jaguay-Lomas de Ilo y el sistema de riego, I etapa del Proyecto de Ampliación de la Frontera Agrícola Lomas de Ilo en Moquegua, cuya buena pro estuvo a cargo de la Oficina de las Naciones Unidas de Serviciospara Proyectos (UNOPS). Finalmente, ganaron el 27 de noviembre. En ese tiempo, Vizcarra, siendo gobernador de la región, llamó entre el 3 y 4 de noviembre a Elard Tejeda para una reunión en Lima. Una vez ahí, Vizcarra le dijo que su gobierno contaba con 90 millones para el proyecto y le informó que conocía cuánto estaban ofreciendo los demás concursantes. Por ello, para que pudieran ganar, debían bajar su oferta a 81 millones, con lo cual el concurso sería suyo. A cambio de este favorecimiento, el mandatario le pidió un millón de soles a Tejeda, lo cual equivalía al 2% del proyecto. Vizcarra alegó que lo necesitaba para gastos relacionados a su cargo. La entrega del dinero se dio en dos armadas: la primera de 400 mil soles, entregada entre el 27 o 28 de enero del 2014 en un sobre manila; la segunda de 600 mil soles, entregada entre el 4 y 7 de abril de la misma forma.

Avioneta y pruebas A ello hay que sumarle que el testigo también afirma que Vizcarra le solicitó a Tejeda el 2 de diciembre del 2013 el alquiler de una avioneta para movilizar a una delegación del gobierno boliviano. El costo total habría sido de 35.985 soles. Acorde a fuentes de El Comercio, las dos secretarias de Obrainsa, Carmen Ríos Quitana y Ana Ellen, habrían declarado ante el fiscal Juárez. La primera señaló que recibió al mandatario en abril del 2014 y lo condujo hasta la oficina de Tejeda. La segunda confirmó la autenticidad de los correos que intercambió con Vizcarra para el alquiler de la avioneta en diciembre del 2013. Asimismo, conforme a La Encerrona, al menos una de las dos secretarias ha corroborado que la reunión del presidente con Tejeda del 4 o 5 de noviembre sí se produjo, lo cual iría en contra de lo que aquel dijo en el programa Panorama, ya que, cuando le preguntaron si había asistido a las oficinas de Obrainsa en esas fechas, contestó que no.

Acusaciones de ICCGSA Y CASA Según un reportaje de César Romero para La República, el aspirante a colaborador eficaz no sería otro que el mismo Elard Tejeda Moscoso, quien hasta el pasado viernes estuvo prófugo y ahora cumple arresto domiciliario. Pero también agrega que habría otros dos empresarios de las constructoras ICCGSA y CASA que se han acercado a la fiscalía para entregar información sobre supuestos pagos ilegales a Vizcarra cuando este era gobernador de Moquegua. Para el caso de ICCGSA, José Fernando Castillo Dibós, expresidente de la empresa, se habría acercado al fiscal Juárez para ofrecer datos sobre pagos de hasta cinco millones de soles por la construcción de un hospital en Moquegua, por medio del actual ministro de Transportes y Comunicaciones Carlos Estremadoyro. Esta obra fue adjudicada el 26 de diciembre del 2014, durante el último mes de gestión de Vizcarra como gobernador. Por otro lado, abogados de la constructora ecuatoriana Construcción y Administración (CASA) también habrían establecido comunicación con el fiscal Juárez para ofrecer información sobre el “Club de los Puentes”, similar el “Club de la Construcción”, en el cual también se vería involucrado Vizcarra por el recibimiento de pagos ilícitos.

64 views
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com