EL FÚTBOL PERUANO Y OTRA DEBACLE INTERNACIONAL


Ayacucho FC cayó goleado 6-1 contra Gremio en Brasil y está virtualmente eliminado de la Copa Libertadores. Cesar Vallejo también se quedó fuera del campeonato sudamericano tras perder contra el Caracas de Venezuela. Año tras año, seguimos demostrando que el fútbol peruano – a nivel clubes- es el peor de Sudamérica. Como ya es costumbre, lamentablemente, el fútbol peruano sigue resaltando por sus malas actuaciones a nivel internacional. Cuando se trata de la Copa Libertadores, los equipos peruanos no salen a competir de igual a igual con el resto del continente, sino, mas bien, salen cohibidos, desmoralizados y distraídos. No es casualidad que en los últimos 10 años – en 151 partidos disputados – de Copa Libertadores hayamos obtenido 28 victorias, 32 empates y 91 derrotas. A nivel clubes nunca fuimos una potencia, pero – hoy por hoy – estamos en el fondo del continente, por debajo de Bolivia y Venezuela.

A comienzos de 2017, la CONMEBOL cambió el formato de clasificación a la Copa Libertadores, otorgándole al Perú un cupo de clasificación más. Esto quiere decir que contamos con dos cupos de clasificación a fase de grupos, un cupo a la primera ronda (de dos) clasificatoria y un cupo a la segunda ronda. Desafortunadamente, este cupo extra es algo que solamente Melgar en 2019 supo aprovechar. Los arequipeños son los últimos en poder superar estas rondas previas desde que lo hiciera Juan Aurich en 2010. Después, tenemos derrotas estrepitosas, fracasos contundentes y una autoestima pisoteada por cualquier rival al que enfrentamos.

En cuanto a la fase de grupos, las cosas – como son de esperarse – no mejoran. Cada año nuestros dos mejores representantes se ven ultrajados futbolísticamente por rivales brasileños, argentinos, colombianos, etc. A excepción de Cusco FC – por ese entonces Real Garcilaso – en la campaña del 2013, ningún club peruano logró superar la fase de grupos en las últimas 10 competiciones. Ese año, los cusqueños, que aprovecharon su localía en altura, llegaron a cuartos de final logrando una campaña más que aceptable. Y es que, justamente hablando del Cusco y de la altura, el único campeón peruano de un torneo internacional fue el Cienciano con las recordadas Copa Sudamericana 2003 y Recopa Sudamericana 2004 en las que venció a River Plate y Boca Junior, respectivamente.

Si entramos en la Copa Sudamericana – segundo torneo mas competitivo del continente por detrás de la Copa Libertadores – las campañas peruanas también son nefastas. La última campaña aceptable de los últimos años fue la de Cesar Vallejo en 2014, llegando a cuartos de final y venciendo a rivales como Millonarios (COL), U de Sucre (BOL) y Bahía (BRA). Es por ello, que tenemos que preguntarnos ¿Por qué el nivel de los clubes peruanos es tan mediocre a comparación del resto? Este año la Universidad Cesar Vallejo se reforzó de gran manera para poder competir a nivel internacional y nacional, cuentan con un técnico (Chemo del Solar) que ya lleva mas de 3 años en el plantel y se enfrentaron a un rival totalmente asequible (Caracas). De igual manera, el equipo quedó fuera tras un global de 0-2. Ayacucho FC, por su parte, la tenía mas complicada contra el Gremio de Brasil, y eso se reflejó en el partido de ida, en que cayó contundentemente 1-6. Los ayacuchanos no disputaban un partido oficial desde hace casi 3 meses, mientras los brasileños ya habían jugado 15 partidos en el 2021. Esto nos dice que el problema del fútbol peruano más allá de lo psicológico y futbolístico vendría a ser estructural. Habría que cambiar el formato del torneo peruano, o en todo caso añadir algún torneo – con incentivo y no amistoso – previo a los duelos internacionales. Si la cosa no cambia, seguiremos demostrando que la selección peruana sigue siendo una isla muy muy apartada del fútbol peruano, y que seguiremos siendo las “cenicientas” del continente.

153 views0 comments