• Sol Pozzi-Escot

"CADA ALUMNO ES UN MUNDO DIFERENTE", UNA ENTREVISTA A MACARENA ARRIBAS


Macarena Arribas llegó para tumbarse todos esos dogmas añejos de la educación tradicional. A través de su centro académico y emocional, MAB Your Learning Coach, y con el apoyo de un equipo incondicional, Macarena ha sabido re-enfocar la educación hacia una mucho más humana, impartiendo así valores esenciales para el mundo actual. Y todo esto, con una pasión que ni la cuarentena ha sabido frenar.



-¿Cómo nace la idea de MAB?

-Toda mi vida he sabido que la educación es una de mis pasiones. Empecé a dictar en secundaria, a mi primo hermano, en la playa, en Lima… De hecho, yo había pasado por mucha frustración con matemáticas en el colegio, y para mí era terrible, a tal punto que mi abuela me preguntaba qué quería por mi cumpleaños, y yo le decía que clases de matemáticas. (Risas)

-¿Cómo eras como alumna?

-Era la típica alumna responsable. Me metía a todas las actividades extracurriculares, como teatro, el show de talentos, la kermesse...Era muy entusiasta, pero las matemáticas me costaban muchísimo, te juro que hasta llorar, porque no entendía nada…

-¿Qué aspecto de la educación tradicional, crees tú, no es completamente efectivo?

-Muchas veces no existe ese trato personalizado, hay profesores muy estrictos, que te hacen usar su método, te obligan a usar tal lapicero, te prohiben borrar… Y así, comencé a acompañar a otros chicos en sus procesos de aprendizaje, y comencé a dar clases, pero ya de manera un poco excesiva. No podía dictar más horas a la semana, porque no existían más horas en la semana… (Risas) Me acuerdo que llamé a mi papá y le conté que me encantaría que fuéramos, por ejemplo, 10 personas dando clase a la vez...jamás me imaginé que resultaríamos siendo 80 a la vez…

-¿Cómo así decides estudiar comunicaciones y no educación?

-La educación siempre fue mi pasión, pero siempre supe que esa educación que me apasiona, no es la típica educación tradicional. Siempre me ha gustado acompañar a los chicos en sus procesos de aprendizaje, adaptar la instrucción a diferentes estilos, pero quise apostar por una carrera más abierta que nutra todas esas ideas. Por eso estudié Comunicación y Publicidad en la UPC, que creo que fue la mejor decisión de mi vida. Creo que si hubiese estudiado educación, jamás hubiese hecho algo tan distinto…

-¿El haber sabido sacar elementos, aprendizajes, de diferentes ámbitos fue clave para crear una idea novedosa y exitosa como MAB?

-Bueno, después de acabar la carrera universitaria, hice un diplomado en neuroeducación, luego una maestría en Education Leadership, buscando un poco ideas del extranjero, ya que acá estamos un tanto estancados… Terminé la maestría y me especialicé en coaching ontológico e inteligencia emocional con Six Seconds. Soy una de esas personas que creen que el estudiar, por ejemplo, actuación, no significa necesariamente que vayas a dedicarte a la actuación. Pueden pasar mil cosas en el interín, y creo que finalmente es la persona quien hace su carrera.

-MAB complementa la educación acádemica, de la escuela, con la importancia que se le da al aspecto emocional, a la parte humana, e incluso hacen actividades de ayuda social. ¿Cuál, dirías tú, es el enfoque que le das a la educación?

-Nuestra misión es apostar por una educación mucho más emocional, humana, para así formar mejores personas. Tenemos hoy, también en nuestra plataforma web, todo un área emocional, además del área académica, que consiste en programas de inteligencia emocional, habilidades blandas, sesiones psicológicas… Lo que pasó es que venían niños, a las clases, y desarrollaban tal vínculo con sus tutores, que les terminaban contando, por ejemplo, que sus padres se estaban divorciando, y eso no se lo hubiera contado ni al psicólogo...Entendimos así que debemos buscar que MAB sea un sitio seguro para los chicos, que es importante insistir en ese vínculo emocional que se comenzó a generar. Esto lo complementamos con MAB Social: vamos una vez al mes al Hogar de las Bienaventuranzas, del padre Omar, a hacer actividades con chicos, jóvenes y adultos que se encuentran en condición de pobreza extrema, o tienen alguna enfermedad, como el autismo, el VIH, cancer…

-¿Cuál ha sido el mayor reto al crear y establecer la marca?

-Yo creo que este se dio hace unos dos años y medio. Me di cuenta de que es necesario expandir MAB, pero esta vez al sector público, lo que es muy complicado. Logré contactar al Ministerio de Educación, y hemos logrado firmar un convenio con la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana, para llevar, por 3 años, habilidades blandas a los colegios públicos de Lima Metropolitana.

-Parte de la experiencia de la educación es justamente esa interacción directa con el educador, ¿eso es algo que se ve afectado en la educación online, sobre todo ahora, en cuarentena?

-Nosotros ya teníamos MAB Click hace unos años, con clases online, por Skype, pero ahora, a raíz de la cuarentena, todo se hace online, y creo que los chicos se están adaptando muy bien. Ha sido un reto, definitivamente, poder crear una plataforma online que conserve la esencia de MAB.

-¿Qué es aquello que hay que tener para afrontar el reto de la educación de manera exitosa?

-La clave es poder encontrar nuestra propia manera de aprender. Creo que esa idea de que todos aprenden igual, de la misma forma y con los mismos recursos, es errónea. Es importante que el niño pase por ese proceso que le permita ser consciente de su propia forma de aprender. Creo que cada alumno es un mundo diferente y es muy importante que pueda tener ese acompañamiento a lo largo del proceso.

-¿Cuál es tu mensaje para aquellas personas que buscan emprender un proyecto personal, que les apasione, así como tú lo hiciste?

-Tiene que ser algo que realmente te llene. El otro día me preguntaron si MAB, después de todo, es un estilo de vida, y yo dije que sí. Tener una empresa es un estilo de vida: tienes que estar ahí y dar la cara todo el tiempo...por eso tiene que ser algo que te apasione. Segundo consejo; resiliencia al mil porciento. Te vas a caer mil veces, tres mil veces, pero te vas a tener que levantar. Y finalmente, formar un buen equipo, en el que puedas confiar, con quien puedas emprender, tú también, tu propio aprendizaje. Creo que hay personas que nacen con el espíritu de emprender algo nuevo, y personas que simplemente no...Creo que la pasión no es suficiente en ese sentido, creo que es algo en el ADN.

-¿Adónde te gustaría llegar con MAB?

-Creo que soy bastante espontánea, no te voy a decir que tengo un calendario donde tengo apuntado que en el 2025 me gustaría estar en tal punto… Eso no es así. Si me preguntas qué quiero ahorita, me gustaría que la plataforma web sea utilizada por todos los departamentos del país. Ahorita estamos trabajando para lanzar nuestra plataforma en todo el sector público, y voy a comenzar a contactar empresas que se quieran sumar a la difusión de este proyecto, para que todos los niños del Perú puedan tener acceso gratuito a la plataforma. Ese es mi objetivo para este 2020.



45 views
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com