• Sol Pozzi-Escot

"SOY MÁS QUE LA CHICA MELANCÓLICA", UNA ENTREVISTA A ELISA TOKESHI


Elisa parece dejar atrás -o mejor dicho, evolucionar en relación a- Julieta Azul, primera faceta suya en la creación musical, fruto de pasiones y tribulaciones de la adolescencia. Hoy, 4 años después del inicio de su proyecto artístico, se prepara para afrontar nuevos retos creativos, contemplando, esta vez, más aristas, complejidades, de su personalidad y creciente inspiración.

-¿Te ves ante todo como cantante o como poeta?

-Bueno, no he estudiado ni una ni la otra, estudio pintura, y si me preguntaran cómo me gustaría ser llamada, diría artista…

-Claro, pero hay también quienes dicen, sobre todo para las carreras creativas, que la necesidad de estudios no es tan urgente.

-Yo creo que sí, creo que sería el ideal. Siento que me falta mucho por aprender, pero eso no quiere decir que mi trabajo sea menos válido. Me parece mejor estudiar, pero sé que si no lo hago, eso no me quita validez.

-Entre poesía y música hay un punto en común evidente, que es la lírica. Sin embargo, el cantar y el escribir implican tratamientos diferentes de la palabra. ¿Cómo entiendes tú la relación entre ambas?

-Siempre he escrito. En el colegio, escribía cuentos, pero no poesía, que recién empiezo a escribir después del colegio, más o menos al mismo tiempo que empecé a componer canciones. Creo que cualquier poema mío se podría musicalizar...hay algunos que sí me provoca musicalizar, y otros que no. Esos se quedan como poema.

-Siendo tus padres artistas, creces en un ambiente creativo. ¿Se podría decir que de ahì nace tu interés por la creación artística?

-Mis papás siempre me han dado un espacio para que sea creativa, tanto en la música, como la escritura, la pintura… Siempre han incentivado eso, pero nunca me han dicho cómo hacerlo, y eso es algo que agradezco bastante. Siempre han respetado mis procesos y mi forma de descubrir el tipo de arte que yo quiero hacer.

-¿Cómo empieza tu educación artística?

-Hace 3 años estudio en la Católica. Primero entré a música, por dos años, y no me gustó la carrera, así que me cambié a Artes Plásticas, a pintura… Fuera de eso, en el colegio y en mi casa, siempre dibujaba, pero nunca había tenido clases.

-Tengo entendido que te gustan los Beatles desde más chica, ¿tienes una canción favorita?

-Creo que los Beatles me ayudaron a entender el impacto que tiene la música en relación a la gente, hay una comunidad Beatle muy grande acá. Diría que mi canción favorita… es “She said she said”, es una canción muy linda, me gustan las composiciones de George Harrison.

-Es interesante también ver que los Beatles de alguna manera representan un testimonio de juventud, de lo que significa ser joven en una cierta época… ¿El explorar lo que significa la idea de ser joven es algo que dirías te interesa explorar, a ti, a través de tu arte?

-Creo que he tenido un exceso de adolescencia, he querido vivir de todas las maneras posibles y ya me cansé…(risas) He tenido por mucho tiempo esa idea de vivir al máximo, de ser una gran loca…

-Es cierto, creo que hay mucha presión, y surgen preguntas como “¿estoy desperdiciando mi juventud?” “¿hay algo que podría hacer para sentirme más presente, más joven?”

-De alguna manera el rock te pone como ideal esa vida loca… No digo que esté mal, creo que todos deberíamos experimentar un poco de eso en algún momento, pero yo ya me sentía traumada con la idea.

-Y ahora lo gracioso es que estamos todos obligados a llevar la vida más tranquila del mundo, encerrados en nuestras casas...

-Creo que eso está bien, para tener tu momento de tranquilidad, y que te des cuenta de que estabas haciendo las cosas de manera un poco alocada...

-¿Se podría decir que la búsqueda de una inocencia perdida es uno de tus temas centrales?

-Tengo mis problemas ahí...(risas) Esa idea de no poder nunca más ser inocente, ser una niña, ser pura, me hace sentir bastantes cosas...

-¿Qué buscas al crear? ¿Calma, instrospección?

-A veces puedo escribir para botar algo, o a veces porque quiero hacer algo bonito, siempre hay una razón diferente… A veces escribes para otra persona, o porque estás enamorado, o porque sientes que tienes que hacerlo…

-Se puede reconocer un cierto halo melancólico en tu trabajo, ¿esa tristeza es algo que también está presente?

-Creo que es una de las ventajas y desventajas de haber empezado mi proyecto a los 16 años, estando bien adolescente, bien melancólica y dramática… No digo que ahora sea completamente diferente, sino que soy más que la chica melancólica...por eso ya no me llamo Julieta Azul.

-¿Qué otros aspectos tuyos te gustaría explorar con tu arte?

-Hay un montón, creo que una persona no solamente está triste, sino tiene toda una variedad de sentimientos. Y no solamente puedes componer sobre sentimientos, puedes contar historias, puedes hacer canciones sobre lo que sea...creo que me estaba perdiendo de eso. Ahora me gustaría componer, crear, con una actitud más madura…

-Me contabas en otra oportunidad que las transmisiones en vivo por Instagram no son algo con lo que te sientes muy cómoda. ¿Cómo dirías que es tu relación con el mundo virtual, el mundo de las redes sociales?

-En esta cuarentena, particularmente, no me he sentido cómoda haciendo Lives, pero anteriormente no era un problema. Creo que un Live es algo que uno no puede controlar. No es como un concierto, donde vas, cantas, la gente te ve, se comentan cosas entre ellos, y tú nunca te enteras. En las transmisiones en vivo la gente comenta y tú lo lees, y lo lees en vivo…

-De alguna manera las redes han terminado redefiniendo lo que es estar con los demás, estar con uno mismo, y a lo mejor eso genera mucha presión, en relación a ciertos estándares que imponen, que no son muy constructivos…

-Creo que las redes pueden ser preciosas, ya que te permiten conectarte con gente que no estás viendo, y es hermoso poder hablar con ellos. Pero al mismo tiempo te encuentras con un montón de gente que no quieres ver, y te la encuentras porque te la encuentras…

-¿Adónde te gustaría poder llegar con tu arte? En términos no solamente personales, sino también en términos de producción, de creación, ¿cuáles serían tus objetivos?

-Me gustaría sacar un disco, que tengo pensado hace ya 4 años. Ya lo había empezado, pero se retrasó todo por la cuarentena, y eso, en verdad, me pone bien triste...También un poemario, algo que tenga ilustraciones. También, poder terminar mi carrera, poder crear algo en lo que me sienta cómoda… poder, de alguna manera, vivir del arte.


281 views
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com