• Sol Pozzi-Escot

10 ADAPTACIONES CINEMATOGRÁFICAS DE LIBROS


Cine y literatura parecen ser dos caras de la misma moneda: ambos cumplen el objetivo de narrar una historia, cada uno con sus propios métodos y lenguajes. Muchas veces hemos considerado, sin embargo, a uno por oposición al otro: "el libro es mejor que la película", "la película se quedó corta"... Y si bien esto es algo que muchas veces es cierto, existen muchísimos ejemplos de películas que han sabido redibujar el espíritu del libro original, renovando su vigencia, y así transformarse en una obra por sí misma. Veamos 10 ejemplos.


-Rebecca, Alfred Hitchcock (1940)

Last night I dreamt I went to Manderley again… Basada en la novela "Rebecca" de Daphne du Maurier, esta magistral cinta de Hitchcock posee todos los elementos necesarios para cautivar: una intriga alrededor de un fantasma psicológico que acecha a todos los personajes, mansiones y nobleza, un ama de llaves misteriosa, y una vulnerable pero gloriosa Joan Fontaine.

-El extranjero, Luchino Visconti (1967)

Marcello Mastroiani como Meursault y Anna Karina como Marie, su devota amante. Creo que resaltar eso sería razón suficiente para ver la película. Pero digamos más: a través del lenguaje personal del maestro Visconti, esta cinta logra ofrecer su propia visión de la esencial novela de Camus, logrando explorar desde nuevos puntos de vista la eterna problemática del Hombre y el sentido.


-Carrie, Brian de Palma (1976)

Infaltable. La vertiginosa dirección de de Palma, sobre todo en la escena cumbre de esta adaptación de la novela del mismo nombre de Stephen King, pone al espectador entre la espada y la pared: el temor e incomodidad ante el personaje de Carrie es contrarrestado por un profundo sentimiento de compasión y comprensión para con el personaje. Sissy Spacek en su mejor rol (“Badlands” no lo ha podido superar, lo siento mucho). ¿Alguien quiere sangre de cerdo?


-Revolutionary Road, Sam Mendes (2008)

​Una joven pareja de los idílicos años 50 en los Estados Unidos, interpretada por Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, descubre que los azares de la vida y las complejidades de la personalidad humana no son necesariamente compatibles con la imagen de postal de la típica familia gringa post Segunda Guerra Mundial. Un relato sobre la pasión, el amor, y la pérdida de la inocencia en un mundo que no es lo que parece. Basada en la novela del mismo nombre de Richard Yates, editada en 1961. Un desgarrador relato atemporal.


-El proceso, Orson Welles (1962)

Esta adaptación de la novela del mismo nombre de Kafka es una clase maestra de lenguaje cinematográfico. Sus vanguardistas escenografías, el audaz uso de la cámara hacen de esta una impresionante película. No sorprende que el propio Welles haya dicho que se trata de su mejor trabajo. Imposible no verla entonces.


-El escritor fantasma, Roman Polanski (2010)

Un escritor fantasma recibe de encargo la redacción de las memorias del ex Primer Ministro inglés. Para eso es trasladado a la misteriosa y recluida casa del político en una playa del Reino Unido, donde poco a poco se verá envuelto en una trama de mentiras, manipulación y secretos de Estado que podrían poner en riesgo su propia vida. Basada en la novela The Ghost de Robert Harris.


-Bram Stoker's Dracula, Francis Ford Coppola (1992)

Otra de las infaltables, esta adaptación de la universalmente conocida novela de Bram Stoker se ha perennizado en la conciencia colectiva del público cinéfilo. Se trata de un film que, a través del clásico estilo personal de Coppola, irradia pasión, remordimiento, terror y seducción, para así confrontar al espectador consigo mismo, y con aquellos bajos instintos que subyacen en nosotros.


-La ciudad y los perros, Francisco Lombardi (1985)

Una película nacional que ha logrado pasar la prueba del tiempo, la adaptación de la ultra célebre novela del Nobel peruano es en efecto un clásico intergeneracional. Una crítica mirada a la sociedad limeña de su tiempo a través de la perspectiva de un grupo de alumnos del Colegio Militar Leoncio Prado. Una película que deconstruye elementos de una sociedad pasada que hasta hoy subsisten.


-El nombre de la Rosa, Jean-Jacques Annaud (1980)

Un apasionante misterio, hijo de la religión, el miedo y el tormento, que interpela a través de la dirección del francés Annaud y la performance de un magnánimo Sean Connery los propios temores de un público de la era contemporánea, en que el miedo a Dios se transforma paulatinamente en un latente miedo al vacío. Basada en la novela del mismo nombre del genial Umberto Eco.


-Persepolis, Marjane Satrapi y Vincent Paronnaud (2007)

La historia de una niña soñadora y valiente durante la Revolución Iraní que podría muy bien ubicarse en otro tiempo y espacio y guardar aún el corazón que supo cautivar al público en el momento de su lanzamiento. En líneas generales, una historia de esperanza, devoción y humanidad, capaz de conmover hasta al cinéfilo más difícil de impresionar…



56 views
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com