• Sol Pozzi-Escot

La oportunidad en la crisis


The birds, they sang at the break of day

Start again, I heard them say

-Leonard Cohen, “Anthem”


Más de una vez muchos hemos pensado que el proyecto de la nación peruana ha sido un fracaso rotundo y estrepitoso, que los sueños de nuestros libertadores de sueños no pasaron y que los ideales de nuestros (pocos) líderes respetables fueron engullidos y regurgitados por nuestra aparentemente perenne crisis nacional.


El año pasado puso a prueba nuestro compromiso para con nuestro país, con todo aquello que aún podría ser considerado como rescatable dentro del sinsentido que parece gobernarnos. El cierre del Congreso, por más críticas válidas que se pueda merecer, hizo de alguna manera aflorar dentro de muchos el por mucho tiempo adormecido sentido de democracia. Una bancada congresal mayoritaria, por más democrática que haya sido su elección, no puede, junto con sus satélites, controlar el país de acuerdo a lo que dicte su propio programa de objetivos e intereses. Y eso ahora lo sabemos, y esperamos que ellos también.


Fue esa amenaza la que hizo que muchos reaccionaran. Y aunque, estamos conscientes, las manifestaciones en la calle no fueron las que muchos esperaban en términos de afluencia, herramientas como encuestas mostraron que en los peruanos existe aún ese espíritu favorable las buenas formas democráticas.


La amenaza que nos acecha hoy es diferente. No es una amenaza política, pero es una mucho más esencial. Son las vidas de muchos peruanos las que corren riesgo, de esos mismos peruanos que el sistema ha cubierto con un velo de indiferencia y para con los cuales hoy tiene una enorme deuda. Mi generación, que o fue muy joven en la época del terrorismo o no había aún nacido, nunca había vivido tan de cerca con la muerte.


Y así como, de acuerdo a Sartre, en términos individuales el hombre se inventa a lo largo del camino, y es en este camino, que desemboca en la muerte, que forma y establece su verdadera esencia, podemos decir que en términos colectivos la crisis sanitaria que hoy nos azota es una oportunidad de tomar una pausa, y reconsiderar. ¿Bajo qué criterios nos conducimos como Nación? ¿Existen realmente acaso? Vivimos lo que debería ser una época de introspección, una época al borde de la cual, creemos humildemente, deberíamos comenzar a entender que el patriotismo va mucho más allá de emocionarse con “Contigo Perú”. No hay mejor excusa para reconsiderar lo que damos por sentado que justamente aquellas crisis que hacen volar en pedazos lo cotidiano. El sueño de la reconstrucción parece cercano.



14 views
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com