• Sol Pozzi-Escot

Miguel Ángel Moulet: "La soledad es necesaria para crear"


Miguel Ángel Moulet acaba de estrenar su ópera prima, Todos Somos Marineros. La película narra la historia de dos marineros rusos, hermanos, varados en Chimbote, quienes, a lo largo de su estadía en la ciudad, encuentran nuevas maneras de adaptarse, de rescatar su humanidad, en un mundo de aparente soledad y desarraigo.

- ¿Cómo nace la idea de la película?

-Yo estaba estudiando en Canadá, ya que al acabar la escuela de cine de Cuba pude optar por una beca en Montreal para escribir un guion, que de hecho es el de la siguiente que vamos a hacer, y estando ahí, en Canadá, la experiencia se volvió un tanto difícil porque yo no hablaba bien el inglés y el francés, y estaba un lugar donde no conocía salvo a mi tutor, a quien vi dos veces en seis meses… Me empezó así a cambiar el ánimo, la visión de las cosas, y me propuse escribir otra cosa aprovechando ese sentimiento. Empecé a recordar cosas de la época del colegio, un reportaje antiquísimo que vi sobre unos marineros varados… Y de ahí partió el proceso…

-Hay como una idea de soledad en ambos casos, en relación a tu experiencia en Canadá y la temática de tu película…

-Sí, se traslada, pero no tengo problema con la soledad, es necesaria, te da capacidad de análisis, reflexión… Creo que la soledad es necesaria para crear… A lo mejor es algo que traslado al universo de los marinos, pero no necesariamente porque sea una herida, algo que me agobia…

-La idea del marinero es una suerte de símbolo del desarraigo justamente… de vida itinerante…

-Claro, es un punto de partida. A partir de ahí construyo una ficción, y el marinero enarbola eso, es un personaje que no tiene un lugar fijo.

- ¿Y cómo vas creando el lenguaje audiovisual, de la película, que es bastante particular?

-Tengo la suerte de trabajar con un par de colegas egresados de la escuela de Cuba, con quien tuvimos un trabajo previo bien largo. Camilo Serrati, director de foto, vino a Perú un año antes y nos fuimos a Chimbote, conversamos bastante el guion, hicimos mucho trabajo de mesa…

- ¿Qué crees tú que le brinda Chimbote a la atmósfera de la película?

- Quisimos aprovechar esa sensación de aislamiento que te produce el muelle de Chimbote, con la isla, el encierro que se generaba en el paisaje nos gustaba mucho, y queríamos darle un sentido dramático. Hay mucha efervescencia, además, en el puerto, mucha vida, un paisaje muy bonito, y además nos brindaron la posibilidad de grabar en ese barco valorizado en 6 millones de dólares…

- ¿Cómo se fue dando el proceso del casting?

-Me interesó mucho trabajar con actores no profesionales porque creo que te dan otra verdad, construyes otra veracidad en cuanto a lo que planteas en pantalla… Hicimos un primer llamado, se acercaron rumanos, polacos, y no encontramos la dupla de hermanos. Un día me fui a la iglesia ortodoxa rusa, escuché una ceremonia, ahí hablé con un par de mujeres, porque no había tantos varones, y me mandaron al Centro Cultural que tienen en Salaverry… Terminé siendo referido a la Fiesta del Panqueque… a la que fui… donde había muchos rusos, celebrando, y pedí el micro y hablé. Les dije que me interesaba hacer una película, y a quien le interese, se nos podía acercar. Caminé 2, 3 metros y se me acerca Igor, quien es el capitán en la película, y me dice que qué curioso que haga algo así, pero él jamás lo haría… Que su papá es capitán de barco, pero él jamás actuaría… Ahí comencé a sospechar que sí le interesaba… *risas* De ahí, por un aviso en redes, encontramos a Ravil, el hermano menor, y a Andrey, el protagonista, que es un profesor de esgrima acá en un club…

- ¿Y cómo es para ti el proceso de trabajar con actores no profesionales?

-Me parece que se hace por momentos mucho más fácil, ya que el actor profesional sabe dónde está el foco, conoce la dinámica de un rodaje, lo que puede resultar de alguna manera más complicado… En términos de guion, teníamos 25 situaciones secuenciadas, que ensayamos a lo largo de dos meses, mientras que se fueron uniendo al reparto Julia Thays, Beto Benites… Lo bonito es que los actores han podido estar en el Festival de Cine de Moscú, y fue muy lindo para ellos volver, estar en un festival grande, y sentir esa aprobación de cientos de sus compatriotas, que los felicitaban por su actuación, y de alguna manera validaban la película…

- ¿El tema principal es el desarraigo? No solo en los marineros, también en los personajes de Chimbote, que son como silenciados por la sociedad, como víctimas de nuestra sociedad…

-No los veo tanto como víctimas … tal vez como personajes marginales, gente que muchas veces no está en el foco de las historias… Yo tenía muy claro, desde el guion, que no quería villanos, ni el bueno ni el malo… Todos tienen una escala de grises, secretos, miserias, como las personas, como nosotros…


41 views
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com