• Sol Pozzi-Escot

¿El meme como nueva forma de arte?


Es con un cierto grado de sorpresa que hemos visto como, en los últimos años, diariamente, desde nuestros muros de redes sociales, hasta las páginas de ciertos periódicos, se hace cada vez más referencias a los memes. Inagotablemente, de manera superpuesta y caótica, aparecen nuevas frases, figuras, videos, que de alguna manera reifican los padecimientos y deseos conjuntos de ciertos grupos sociales. ¿Es el meme la vía de sublimación moderna por excelencia?

De acuerdo a Freud, al confrontarse el hombre con la falta de recursos prácticos para llevar a cabo sus deseos y ante la insatisfacción que causa la vida cotidiana, se voltea este hacia el arte, vía de sublimación que le permitiría esquivar la neurosis. En medio de la actualidad, en el 2018 para ser más precisos, es más pertinente que nunca analizar la cuestión de esta manera. ¿Es a través del meme que toda una generación de jóvenes descontentos encuentra una manera de por lo menos comenzar a lidiar con una neurosis que, si bien no es exactamente la misma de la cual habla Freud, por ser esta fruto de un mundo indiferente en un contexto decididamente mundializado, amenaza con acabar con sus turbulentas existencias posmodernas?

Y esto se daría, sobre todo, ya que el meme permitiría expresar, de manera sarcástica por cierto, los miedos y deseos reprimidos de diversos grupos sociales. No sorprende para nada ver tantos memes que bromean con el tema del suicidio...Sobre todo en un contexto de “depresión social”, por ponerlo de alguna manera, que no es más que un fruto directo de la ya mencionada sociedad moderna indiferente. Es que el meme permite, más allá de expresar una voluntad medio-torturada por el peso de la vida moderna, crear lazos sociales empáticos en un universo paralelo, con sus propios niveles y lenguajes. ¿Es a través del meme que logramos finalmente materializar el fallido proyecto del esperanto?

A estas alturas, todo es “memificable”. Desde las más irrelevantes noticias del momento, hasta las más trágicas situaciones. Sin embargo, creemos que todo esto es algo a tomar con cautela, pues es claramente una exageración plantear el meme como la nueva expresión artística por excelencia de la juventud actual. Y es a lo mejor un poco más peligroso que eso: ¿es el meme un arma de doble filo, un arma que se plantea como una de resistencia ante los estándares de la sociedad moderna, o es una consecuencia de una sociedad que busca domar, a través de falsos entretenimientos, a una juventud cada vez más sometida a lugares comunes muy populares, como lo son la idea de depresión y desadaptación? ¿Es una trampa puesta de manera muy sigilosa, por un sistema amenazante?

No lo sé, me acaban de mandar un meme y lo tengo que compartir. Adiós.


26 views
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com