• Sol Pozzi-Escot

Make Peru Great Again


Si por un día queremos hacer caso de lo que ocurre en el resto del mundo, más allá del país que habitamos, y queremos hacer referencias a personajes extranjeros, de alguna manera globalizados, sería un buen momento para hablar de Kanye West, quien se encuentra actualmente el centro de una polémica en relación a su defensa de Trump y su lema “Make America Great Again”. Pero… ¿qué tiene que ver todo esto con el Perú? En este sentido es lógico que surja la pregunta, así que intentemos responderla.

El rapero americano acaba de lanzar hace contados días una nueva canción, en colaboración con T.I llamada “Ye Vs. The People”. En ella intercambia diálogos con T.I, quien de acuerdo al título de la canción, interpreta a “la gente”. Kanye y “la gente” discuten así temas de suma importancia en el contexto americano, como la cuestión racial, y de manera muy abierta y honesta, Donald Trump. Las críticas no se han hecho esperar.

Pero más allá de las críticas en relación al explosivo contenido que maneja el rapero, hay algo que podemos rescatar. En la recientemente lanzada canción, West dice: “Make America Great Again had a negative perception/ I took it, wore it, rocked it, gave it a new direction”, haciendo referencia a la nueva concepción que el rapero dice haberle dado a la muy mal vista expresión. La revolución del pensamiento que el rapero plantea a través del redefinido lema “Make America Great Again” del presidente americano Trump, pasa, precisa el rapero, por una autonomización absoluta de la mente creativa. Requiere, de acuerdo a los tweets que conforman lo que según West será un libro de filosofía llamado “Break the Simulation”, una reivindicación del libre pensamiento delante de una sociedad esclavizadora, tanto en el plano económico-social como, y este es el punto más relevante que hace el polémico rapero, en el plano espiritual. Lo que el rapero plantea no es, claro está, reivindicar las barbaridades de Trump, sino rescatar a través de este fascinante fenómeno una lección para la humanidad en relación a la necesidad actual de una regresión casi metafísica en lo que se refiere a los valores que conforman el posicionamiento de la conciencia frente al mundo.

Si después de pasar por las manos de West, “Make America Great Again” representa el renacimiento de una conciencia azotada por los garrotes de la Historia, si representa una regresión a una creatividad infantil absoluta en el sentido nietzscheano, ¿qué estaríamos diciendo si dijéramos “Make Peru Great Again”, o mejor dicho, en español: “Hagamos al Perú grande de nuevo”?

Dice el rapero en un tweet que “estamos abriendo la conversación a los psicólogos, sociólogos y filósofos del mundo y nos estamos absteniendo de infiltrarnos en la juventud, y usarlos como una herramienta para crear un culto a la personalidad fundado en el deseo de pertenecer. La gente tiene su propia voz”. “Hagamos al Perú grande de nuevo” significaría alcanzar este punto de conciencia colectiva que permita a cada una de las voces esclavizadas y silenciadas por la Historia del país efectuar dentro de sí mismas un renacimiento de paradigmas y de formas de expresión. La revolución cultural que planteaba la vanguardia peruana a finales de la segunda mitad del siglo pasado podría en este sentido mostrar un camino de iluminación para la actualidad. La libertad creativa puesta en evidencia por los grandes pensadores y artistas del Perú, quienes propusieron nuevas maneras de concebir al hombre peruano en la sociedad peruana, es aquello a lo cual debemos regresar. Viéndolo de esta manera, no resulta tan demente el tweeteo incesante del rapero, sino resulta ser el grito desesperado de un alma que busca el renacimiento cultural en el reino de la mediocridad. Y claro que es complicado.


48 views
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com