Reporte – Diálogo entre EE. UU. e Irán sobre acuerdo nuclear



Luego de la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear en mayo de 2018, el gobierno de Joe Biden e Irán han iniciado un diálogo para la reestructuración del tratado en cuestión. Del mismo modo, todos los países que también forman parte de este convenio, tales como Alemania, China, Francia, Rusia e Inglaterra, se mantienen expectantes por el progreso de las conversaciones luego de la reunión en Viena llevada a cabo el siete de abril del presente año. Sin embargo, para poder comprender el tópico en su totalidad, es menester revisar los hechos ocurridos durante la época de Donald Trump y la reacción de Irán.

En el año 2015, luego de varios meses de diálogo entre todos los países anteriormente mencionados, se llegó a un acuerdo de no proliferación de armas nucleares. Para el caso de Irán, las condiciones que se le pusieron a este fue que este limitara su extracción de uranio; por su parte, Estados unidos tendría que suprimir todas las sanciones económicas internacionales de la nación persa.


No obstante, Donald Trump, siguiendo los lineamientos de su política nacionalista y cumpliendo con una promesa que utilizó como bandera durante su campaña presidencial, decidió salir del tratado de forma unilateral, a la par de reestablecer las sanciones que debería recibir Irán. Los motivos de Trump fueron, principalmente, dos. De un lado, este aseguraba de que Irán no estaba cumpliendo con el acuerdo de no extracción de mercurio, a pesar de que esta afirmación carecía de sustento fáctico. Por otra parte, la segunda razón es que dichas sanciones económicas beneficiaban directamente a sus aliados comerciales y políticos en Oriente Medio: Israel y Arabia Saudita.


Nuevamente, aquí se hace visible la primacía nacionalista de Trump. Posteriormente, los demás países firmantes del tratado solicitaron a Irán que se mantuviese dentro de los parámetros de dicho convenio de no proliferación. Una acción militar estadounidense, empero, hizo que Irán desistiese de su fidelidad al acuerdo internacional y continuase con su extracción de mercurio: el asesinato teledirigido del oficial Quasem Soleimani, de religión islámica chií, quien fue el principal estratega bélico iraní de su época. Como es posible suponer, dicha operación norteamericana no tuvo el respaldo de la OTAN ni fue previamente avisado o advertido: resultó ser una operación “sorpresa”.

En el presente, tanto Estados Unidos como Irán tienen la intención de volver a formar parte del tratado nuclear en cuestión. El problema recae en que ambos países se encuentran esperando que el otro dé el primer paso. No obstante, el hecho de que los respectivos presidentes, Joe Biden y Hasán Rohaní, hayan decidido retomar las conversaciones, resulta ser un paso fundamental para el inicio de una nueva estabilidad nuclear.

108 views0 comments

Recent Posts

See All
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com