La última fotografía





Llegaron las encuestas. Aquella de Ipsos, publicada por el Comercio, pone en la cabeza de la contienda a Yonhy Lescano, con 14.7%, seguido de Hernando de Soto y Verónika Mendoza, con 13.9% y 12.4%,respectivamente. Panorama distinto muestra la encuesta del IEP, difundida por La República. Esta encuesta pone como punteros a Keiko Fujimori y Hernando de Soto, ambos con un 9.8%, seguidos de Rafael López Aliaga y Yonhy Lescano, con 8.4% y 8.2% respectivamente. ¿Qué conclusiones nos permite sacar el análisis y contraste de ambas encuestas? Para empezar, veamos lo que no ha cambiado. Seguimos, aún, en una carrera "liliputiense", donde ninguno de los candidatos ha logrado desmarcarse particularmente de los demás. Lo vemos en ambas encuestas, ningún candidato llega siquiera al 15% de intención de voto. En su mayoría, los punteros son los mismos que hemos visto en las últimas semanas, sólo que con una diferencia: resulta ahora evidente el crecimiento del candidato Hernando de Soto, quien, de acuerdo con Ipsos se encuentra en segundo puesto, y, de acuerdo con IEP, en el primero. Resultaría interesante, en ese sentido, considerar factores que podrían explicar la subida del candidato de Avanza País. Lo primero a señalar es que parece que de Soto representa una derecha más medida, más técnica e intelectual, por oposición a un López Aliaga desatado y una Keiko desgastada. Su propuesta, en ese sentido, se perfila como unificadora, con un cierto grado de conciencia social y orientada a un cambio estructural manteniendo los aspectos de nuestro sistema económico. Por otro lado, parece haber conectado con los jóvenes. El IEP le otorga un 18% de intención de voto en el sector de jóvenes entre 18 y 24 años, siendo el puntero desde esa perspectiva. Es comprensible, en ese sentido, que de Soto haya ganado el terreno que en un momento parecía ser aquel en que López Aliaga crecería como candidato: de Soto se ha presentado como el candidato de la experiencia, de la sensatez, mientras que López Aliaga se presenta como alguien impredecible. Es importante también señalar la importancia de las listas congresales de ambos candidatos: los jóvenes que postulan con Avanza País, como por ejemplo Adriana Tudela y Alejandro Cavero, pueden haber logrado que la campaña de de Soto conecte con la juventud, por oposición a un López Aliaga con una lista congresal que parece apuntar a personas mayores. Lo más evidente al contrastar ambas encuestas es lo poco que se parecen. Keiko Fujimori, en el primer puesto según IEP, pasa al quinto, de acuerdo con Ipsos. Los porcentajes de los candidatos varían también considerablemente entre una encuesta y la otra. El IEP le da un 7.3% a Mendoza mientras que Ipsos, un 12.4%. Entendemos que las modalidades de encuesta han sido distintas: la del IEP es una encuesta telefónica, mientras que la de Ipsos es un simulacro de votación. Sin embargo, tales diferencias llaman la atención. Vemos, también, que de acuerdo al IEP, el bloque de derecha (De Soto, Fujimori, López Aliaga) ocupa los 3 primeros puestos, mientras que el bloque de izquierda (Lescano, Mendoza, Castillo) ocupa del 3er al 6to puesto. En la encuesta de Ipsos, los candidatos de izquierda y derecha parecen intercalarse en la intención de voto. Si queremos creer en ambas encuestas, lo evidente es, justamente, que nada es evidente. Las diferencias entre los resultados de ambas permiten, en todo caso, considerar lo impredecible del panorama político a una semana de las elecciones. Los días que vienen, en ese sentido, serán determinantes, ya que, una vez más, nos encontramos ante la única conclusión que podemos sacar cuando nos confrontamos a la realidad política de nuestro país: todo puede pasar.

133 views0 comments

Recent Posts

See All
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com