Análisis – Joe Biden ¿y ahora qué?



Hasta ahora, la figura política del nuevo presidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden, no se ha basado tanto en quién es realmente, en lo que propone, en su trayectoria o, más allá de Kamala Harris, de su equipo, como, por el contrario, sí lo ha hecho el que este se presentase como el antagonista del exmandatario Donald Trump. Del mismo modo, a lo largo de las elecciones, el factor “anti – voto” ha estado muy presente, lo que, a raíz de la negativa total de votar por el candidato republicano por una buena parte de la población norteamericana, dejaba al postulante Biden como “la otra opción”. De esta manera, cabe plantear la siguiente cuestión: ¿cuál será la prioridad de Joe Biden, entendiéndolo como una figura política, ahora que se encuentra en el poder? A continuación, el presente análisis abordará dos posibles escenarios que podrían fungir como respuesta a dicha pregunta.

En primer lugar, una posibilidad es que el nuevo presidente se mantenga en la estrategia que le ha servido mucho durante toda la campaña: presentarse como lo opuesto a todo el período anterior. Esto, naturalmente, conllevaría a un fortalecimiento y un predominio del Partido Social – Demócrata cada vez más significativo, el cual, desde la fecha, ya es posible observar: en la Cámara de Diputados, en el Senado y en el sistema de justicia. En un futuro, esto podría llevar a los republicanos a reflexionar respecto a qué tipo de candidato necesitarían realmente para las próximas elecciones: ¿sería mejor elegir a un ícono mucho más moderado como lo es Michael Pence o, en contraste, es lo ideal escoger a alguien de postura de derecha muy marcada como lo han sido Donald Trump o, anteriormente, George W. Bush?

En segundo lugar, Biden, en otro posible escenario, podría mantener una política y actitud personal mucho más neutral y de diálogo con los republicanos. Esta estrategia podría resultar ser útil para evitar mayores riñas entre simpatizantes de ambos partidos. Los seguidores de Donald Trump, como se ha podido observar durante las últimas semanas, mantienen una actitud reticente y de mucha crítica frente al actual presidente, por lo que una postura más equilibrada podría ser más eficaz al tenerse como objetivo el mantener un orden social.

En síntesis, las acciones y declaraciones del presidente Biden en las próximas semanas serán cruciales para poder analizar cualquier tendencia política que su gobierno podría mantener durante todo el período. Evidentemente, también están en juego la estabilidad social y el modo en que los simpatizantes más duros de los republicanos puedan reaccionar frente la nueva etapa predominada por los social – demócratas.

130 views0 comments
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com