Análisis – Biden frente a Venezuela


Luego de ganar las elecciones contra el candidato republicano Donald Trump y, asimismo, de que este último aceptase la realidad de su derrota, Joe Biden asumirá posesión de su nuevo cargo el veinte de enero de 2021. Asimismo, después de una época de presencia equilibrada en el Congreso, los demócratas ahora cuentan con una mayoría notoria tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado. Para este punto, dicho partido y sus representantes han dado ciertas luces respecto a cuáles serán los ejes de sus agendas en temas como salud y economía. No obstante, un tópico que deberá ser abordado con prontitud es la postura que va a plantear Biden y los demás candidatos elegidos frente a las relaciones que se mantendrán con Venezuela, país en el que, recientemente, Nicolás Maduro ha sido reelegido en medio de un proceso electoral que puede ser catalogado como “extremadamente polémico". El presente análisis profundiza en dos posibles futuros que podrían desarrollarse con respecto a este tema.


Por un lado, un posible escenario ocurriría si Joe Biden decide mantener una política agresiva frente al gobierno de Maduro, misma que fue iniciada por el presidente Trump durante su período, quien movilizó distintos activismos diplomáticos desde organismos internacionales para frenar el avance del Chavismo. Esto quedó en evidencia a través de las distintas ayudas que el candidato opositor Juan Guaidó recibió desde Estados Unidos. Incluso, en cierto punto, Venezuela llegó a tener dos presidentes de manera simultánea. Dicho panorama resulta muy posible al observar que la oposición del chavismo ha recibido apoyo fundamental desde el partido demócrata, incluyendo a Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes. Asimismo, algunas declaraciones del presidente Biden en las que se refería a Maduro como “dictador” apoyan este panorama.


Por otro lado, Biden podría optar por una posición mucho más neutral frente al gobierno de Maduro y disminuir el apoyo que Estados Unidos proveía a la oposición en Venezuela. Las consecuencias de este escenario, no obstante, se verían reflejados en el propio Congreso estadounidense, ya que los republicanos comenzarían con una serie de críticas sobre una hipotética postura de “apoyo” al chavismo. Del mismo modo, la oposición del Chavismo, encabezada por Guaidó y Henrique Capriles terminaría desmoronándose por completo, permitiendo una injerencia del presidente reelecto casi total en todas las instancias del país.


De tal manera, la decisión que formulará Biden y el Partido Demócrata con respecto a la postura que adoptará frente a la reelección de Nicolás Maduro en Venezuela resultará ser de fundamental relevancia no sólo para los vínculos diplomáticos y de política exterior que ambos países mantendrán en un futuro: también tendrán un impacto significativo en el modo en que se criticará al gobierno estadounidense desde un principio de parte de los republicanos.


94 views0 comments
 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn

©2018 by alquimiacultural. Proudly created with Wix.com